La UE activa la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo

El pasado mes de abril el Parlamento Europeo aprobó por una amplia mayoría el proyecto de Quinta Directiva, que incluye un conjunto de normas para luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo en la Eurozona. Durante los últimos años, ha aumentado la preocupación de los Estados Miembros para hacer frente al blanqueo de capitales y a la financiación del terrorismo, y los atentados terroristas en París (2015) y Bruselas (2016) fueron el desencadenante que llevó a plantear el aumento del control a la Unión Europea. ¿Cuáles son las principales modificaciones?

Se amplía el acceso público a la información sobre la titularidad real

En los últimos años hemos podido observar un aumento del control en este ámbito, desde las actas de titularidad real que tan a menudo nos piden, hasta la nueva obligación, introducida en este ejercicio, de detallar los titulares reales las cuentas anuales. La nueva normativa pretende facilitar el acceso a la información sobre la titularidad real a cualquier persona o entidad que lo solicite, así se consigue un mayor control de la información por parte de la sociedad, incluidos los medios públicos y otras organizaciones de la sociedad civil, y se contribuye a mantener la confianza y transparencia en el sistema empresarial. Además, el proyecto reduce el porcentaje para adquirir la condición de titular real, que pasa del actual 25% al 10%.

Se añaden las plataformas de cambio de criptomonedas al listado de sujetos obligados

La finalidad es evitar el anonimato asociado a las monedas virtuales, puesto que existe el riesgo de que sean utilizadas por organizaciones terroristas para ocultar transferencias financieras. Se pretende regular el movimiento de efectivo virtual, puesto que las operaciones realizadas dentro de los circuidos regulados permiten hacer el seguimiento y tener la trazabilidad de las operaciones, siempre que los agentes que intervienen estén debidamente identificados.

El proyecto incorpora otras novedades como la armonización a nivel de la UE respecto a terceros países de alto riesgo; la necesidad de interconexión segura y eficiente de los registros nacionales de titularidad real, así como una mayor protección para aquellos que denuncien el blanqueo de capitales (incluido el derecho en el anonimato).

El proyecto todavía tiene que ser aprobado por el Consejo de la Unión Europea, y será entonces cuando la norma se publique al Diario Oficial de la Unión Europea. A partir de entonces, los Estados Miembros dispondrán de 18 meses para adaptar la normativa a la legislación nacional.

Sandra Morillo

0 447
Avatar
Rius Consultors

Deja una respuesta